jueves, 23 de agosto de 2012

Fanfic: Tu fortaleza (Demi y Niall #2)


Tu fortaleza


Segundo capitulo- Los que siempre están allí ( 1ª parte)

Soy como una estrella, no siempre me puedes ver, pero siempre estaré allí”


//·//·//·//·//·//·//·//·//·//·//·//·//·//


La morena levantó la cabeza lentamente, temiendo ver lo que tenia delante. Por dentro no se creía lo que había visto antes en las ventanas del coche pero algo le decía que esto tenia cierta lógica, si lo piensas muy muy a fondo.
Lo que temía... Una mansión victoriana con el tamaño de 8 casa normales puestas una junto al otro. Parecía un castillo de cuento de hadas de la edad moderna, con su color amarillo pastel y su estructura acabada en punta. A Demi casi le da algo cuando lo ve, su respiración se paró durante un segundo y si no fuera por Niall, que le había despertado con un codazo le acabaría dando un ataque.
—¿Demi? ¿Sigues allí?— Preguntó Niall mirándola con esos ojos de color cielo.
—Dejala que lo reconozca un poco, esto no se ve todo los días— Le susurro Will al otro lado.
—Dime Niall. Esta es tu casa?— Dijo Demi sin dejar de mirar la mansión.
—No, la casa es de Harry, yo y los chicos solo nos alojamos aquí cuando es necesario. Bueno...Ya la consideramos nuestra casa.
—Creía que Harry era un cantante, no un millonario loco por las mansiones—
Niall se encogió de hombros. Sí, lo reconocía, su amigo no era el tipo más normal del mundo, y habían muchas razones que lo justificaban. Una. Que corría por los pasillos de su casa completamente desnudo. Demi no sabe lo traumático que es levantarse a las 7 de la mañana y ver un muchacho completamente desnudo al lado de su cama cantando un trozo de Gotta be you. La miro de reojo y vio brillo en sus ojos. No, estaba claro que no lo sabia
—Te sorprenderías de lo que puede llegar a hacer Harry.— Se limitó a contestar,
— Sigan-me si quieren, aunque si lo preferís podéis quedaros toda la noche contemplándolo —Dijo Will a Demi. El chofer comenzó a caminar hacia la puerta de entrada y después de mirarse mutuamente y encogerse de hombros, Niall y Demi siguieron su paso.
Al llegar cuando el chico de los ojos azules iba a tocar el timbre...
—Si tocas el timbre los despertaras, no llevas una llave encima?— Preguntó Demi antes que Niall llegara a rozar el botón del timbre, él se giro hacia ella, aguantándose una carcajada.
—Enserio Demi? Enserio crees que los chicos estarán dormidos a las diez de la noche?
—Bueno...Siempre es mejor no correr riesgos. No te acuerdas de la ultima vez que despertaste a Liam? Se paso una semana sin hablarte...— Después de sus palabras hubo un corto silencio.
—No llevo las llaves... así que estaré dispuesto a correr ese riesgo— Dijo el rubio antes de tocar el timbre.
Se escucharon pasos firmes y algún que otro suspiro de pereza al otro lado de la puerta, y después la puerta se abrió lentamente mostrándolos a un chico de cabello castaño y unos ojos azules, y que por lo que parecía llevaba un pijama no muy glamuroso.
—Demi!!—Dijo Louis casi gritando con una sonrisa de oreja a oreja, segundos después Demi oyó su nombre pronunciado en gritos por el resto de los chicos de la banda. Y todos, uno a uno fueron bajando. Liam con el cepillo de dientes aun en la boca y Zayn con una taza de chocolate caliente en las manos. ¿Donde estaba Harry?
—Demi!! ¿Que haces aquí?!— Zayn fue el primero en hablar.
—Bueno Zayn por si no lo sabias la casa de Demi esta a no muy lejos de aquí, ella viene a visitarnos— Contestó Niall con naturalidad, o eso intentaba parecer.
—¿A las diez de la noche?— Liam la miro sospechando, no es que no fuera agradable su sorpresa visita, pero viniendo de Demi algo estaba pasando.
—Lo siento, no quería molestarlos. Si quieren me voy, no quería...— Demi sintió presión sobre su pecho, esa sensación de rechazo ha vuelto a invadirla, podía sentir unas lagrimas valientes que luchaban por salir.” Aquí no, justo ahora no”
Notó unos brazos fuertes que la rodeaban y la estrechaban más contra el, la calidez de su piel y el olor a vainilla hicieron que las lagrimas de Demi desaparecieran, ella cerró los ojos, intentado recordar este momento.
—No, no, no. No quería decir eso, eres siempre bienvenida aquí— Era Liam, su voz suave susurro muy cerca de sus orejas, provocando un leve escalofrío.— No te vaya, ¿vale?
—Te he echado de menos
—Y yo a ti Lovato— Demi sonrió y se separó de Liam
—Bueno... Entráis? Con este pijama me estoy muriendo de frío!—Ante la queja de Louis Demi fue la primera en entrar y notar el cambio de la temperatura allí a dentro. Tenia la ropa empapada pero pudo sentir la calidez que desprendía esa mansión.
—Aii Louis... Si los fans te vieran así vestido...—Dijo burlándose Demi
—¿No te gusta? Me lo regalo Zayn
—Creía que eras el dios de la moda Zayn?— Pregunto la Lovato dirigiéndose a Zayn
—No todo lo que toco reluce “Dem”
—¿Que estas insinuando?—Dijo Louis acercándose a Zayn con cara de pocos amigos
Demi ignoro los comentarios que se lanzaban los dos chicos, y contemplo con admiración todo lo que se mostraba delante suyo.
Las paredes al igual que afuera estaban pintados de un color pastel, y de ello colgaban cuadros de pintura y fotos familiares. Era un espacio enorme, el techo se alzaba a muchos metros de suelo, y al centro de todo colgaba una majestuosa lampara de cristales que brillaban como diamantes. Un sofá de cuero se encontraba justo debajo de la lampara y al fondo de todo un televisión enorme de pantalla plana que casi tenia el tamaño de un armario. Dejando de lado todo esto la sala de estar estaba decorada con jarrones de diseño, flores y algún que otro osito de peluche.
—Vamos chicos, este no es el mejor momento.—Dijo Niall mientras se acercaba donde estaba Demi— Debes de tener frío, espera aquí voy a traerte algo de ropa.—Antes de que Demi se diera cuenta Niall ja había marchado escaleras arriba.
—Chicos... Donde esta Harry?— Demi se dio cuenta de la ausencia del millonario y antes de que ninguno de los chico contestara, en el piso de arriba se escucho unos pasos de alguien corriendo.
—Estoy aquí!! Ahora bajo!—Esa voz era inconfundible. Demi se giro para mirar las escaleras de mármol aunque segundos después se arrepintió de haberlo echo. Harry y ella eran solo amigos, si, de eso estaba seguro, pero no pudo evitar el sonrojo en verlo de esta manera. Desnudo. Maldijo a dios por tratarla de esa manera! Sus ojos habían sido mas rápidos que su celebro. Ahora ni en sus pesadillas se podrá quitar esa imagen de la cabeza! Dejo escapar un grito de rabia y se giro tapándose los ojos con la mano
—Por el amor de dios! Harry!!!— Dijo la única chica casi en forma de grito. Mientras Zayn y Louis le miraban con una sonrisa en su rostro, Liam suspiro resignado intentando calmar a Demi con pequeños palmaditos en la espalda.
—Demiii! Me alegro de verte! Que te trae por aquí?—Harry se acercó a Demi con el deseo de darle un abrazo de bienvenida, pero en ver que la chica se alejaba de él, se detuvo. —¿“Dem”?
—¡No te acercaras a mi sin antes vestiré!—Se limito en contestar. Sentía las mejillas arder con mas fuerza. Qué tipo de situación era esa?
—Vamos Dem!! Es mi look natural, me siento cómodo así!—Harry se miro a si mismo de arriba a abajo, no estaba tan mal, dios le había dotado bastante bien...—A demás... El pijama que me compró Zayn me pica!—Se quejó.
—No me eches la culpa!—Dijo Zayn aun entre risas. Y cuando las cosas no podían ir peor. Niall apareció bajando las escaleras, ahora sin la ropa empapada. Aunque casi se mata en ver a Harry de esa manera tan... provocativa? “ Joder! A la mierda la inocencia de Demi”- Se dijo para si mismo.
—Harry!!!— Se asercó corriendo donde estaban todos y le dio su ropa a Demi, quien en solo cogerlo se echo a correr escaleras arriba, no sabia donde estaba el baño, pero prefería antes cambiarse en el pasillo que no continuar con esa situación tan incomoda. Los chicos la siguieron con la mirada, esa era su Demi.
—Harry porque no vas tu también a vestirte?— aconsejó Liam, y todos menos Louis asintieron con la cabeza. Louis estaba disfrutando de eso y sonrió para si mismo en saber que la noche seria muuuy larga...
—Pero Liam!
—Harry... Tienes que reconocerlo. Esta adicción tuya no es normal.—intervino Zayn— Vamos, ven conmigo y te ayudare a elegir algo cómodo. — El chico desnudo hizo una mueca de disgusto pero al final siguió a Zayn.
Los tres que quedaban se sentaron en el sofá, esperando que la temperatura de la casa bajara un poquito, y que sus mentes se tranquilizaran. Dejaron escapar un suspiro largo y profundo al mismo tiempo y encendieron la tele. Esperando otra vez que ese duro recuerdo se esfumara de sus mentes.


//·//·//·//·//·//·//·//·//·//·//·//·//·//·//·//·//·//·//·//·//

Hola!! Que os ha parecido?
Este capitulo es un poco más cortito porque al principio tenia un capitulo mucho mas largo, y al ver que era tan largo he decidido dividirlo en 2 partes. Espero que no os importe jejeje
Otra cosa que quiero aclarar es que “ la mansión victoriana de Harry” es totalmente inventada por mi, que yo sepa Harry no tiene una supercasa en los Angeles, o eso creo.
Ah! Y he decidido sacar la advertencia de los 10 comentarios, lo he estado pensando y lo encontré una estupidez por mi parte, seguiré con el fic hasta donde pueda y lo seguiré publicando asi que aquí va un adelanto del tercer capitulo!

En el próximo capítulo...

Ese capullo, cuando lo vea le juro que lo voy a....— Una rabia interna ilumino los ojos azules de Niall
Niall... Que te dije de esas palabrotas?— Dijo Liam cansado.
Que solo son para chicos malos...— La rabia de Niall se esfumo, y ahora parecía un niño de 3 años siendo regañado por su madre. Demi le pareció tan adorable que tuvo ganas de volver a abrazarlo
¿Y tu no eres un chico malo verdad que no Niall?— Preguntó Liam mirándole con cariño.
Niall negó la cabeza tímidamente.


















Adiós y disfruten de su día!






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada